王振义 Wáng Zhènyì, el médico que derrotó la leucemia

0

Entre los científicos chinos galardonados con el 国家最高科学技术奖Guó jiā zuì gāo kē xué jì shù jiǎng, Máximo Premio Nacional de Ciencia y Tecnología hay personas de los campos más variados. Algunos realizaron importantes aportes en la carrera espacial china, otros en la agricultura, en matemáticas, geología, energía y muchos más. No obstante, algunos de los que más destacan son médicos ¿Cómo puede un médico realizar un aporte trascendental en el desarrollo de China y la historia de la humanidad? Desarrollar un nuevo tratamiento para salvar o mejorar las condiciones de vida puede parecer la respuesta obvia. Sin embargo, para el doctor 王振义 Wáng Zhènyì (1924-) esto no es suficiente. Según su filosofía de vida, los investigadores dedicados a salvar vidas humanas no solo tienen que conseguir tratamientos para las enfermedades, sino también no lucrarse de sus propios pacientes.

El doctor 王振义 Wáng Zhènyì desarrolló hace ya muchos años un novedoso tratamiento para curar a un tipo particular de leucemia. La patente por este tratamiento podría haberlo hecho millonario. Empero, decidió no lucrar con la vida de sus pacientes y mantener el tratamiento como dominio público. Gracias a su decisión, el tratamiento es mucho más económico, lo que ha permitido salvar a un mayor número de personas. 王振义 Wáng Zhènyì no será millonario, pero tiene el aprecio de todo el mundo.

Una familia adinerada

A principios del siglo XX, muy pocas familias chinas tenían un buen estándar de vida. Como puede verse en biografías de otros científicos de edad similar a 王振义 Wáng Zhènyì, lo común era provenir de familias de escasos recursos, rurales y a veces con trágicas historias recientes. Este no fue el caso de la familia de 王振义 Wáng Zhènyì, que era de una familia adinerada de 上海 Shànghǎi. Los 王 Wáng habían conseguido amasar su fortuna aprovechando los barrios extranjeros de la ciudad, que habían sido creados como parte de los tratados desiguales de las Guerras del Opio.

La casa de 王振义 Wáng Zhènyì tenía 3 pisos y un gran jardín. A pesar de su posición acomodada, su padre siempre se esforzó por enseñar a sus hijos a ser amables con las personas que no disfrutaban de sus lujos y por esta razón gozaban de buena reputación entre las personas de los estratos socioeconómicos más bajos, algo muy poco común en la 上海 Shànghǎi de las décadas de 1920 y 1930. El padre de 王振义 Wáng Zhènyì tuvo 8 hijos: 7 niños y 1 niña. Todos asistieron a la universidad y dominaban 2 o 3 lenguas extranjeras, ya que su padre creía en la importancia del estudio académico. Los 7 varones se graduaron en diferentes universidades y fueron todos importantes académicos en diferentes campos. La única que no lo consiguió fue la hermana menor, que se vio cruelmente involucrada en los lamentables sucesos de la posterior Revolución Cultural (1966-1976).

Gracias al dinero familiar, 王振义 Wáng Zhènyì cursó sus estudios primarios y secundarios en 萨坡赛小学Sà pō sài xiǎoxué, Escuela Sà pō sài, que se encontraba bajo la administración francesa. En 1942, 王振义 Wáng Zhènyì ingresó a la 震旦大学 Zhèn dàn dà xué, Universidad Aurora, una institución educativa católica que había sido fundada en 1903 en la zona de la Concesión francesa. Esta universidad contaba con un exigente examen de ingreso, pero 王振义 Wáng Zhènyì pudo ingresar sin rendirlo gracias a sus buenas calificaciones y gran nivel de francés.

Cuando 王振义 Wáng Zhènyì estaba por inscribirse en una carrera universitaria, su abuela paterna falleció luego de una enfermedad. A raíz de este triste evento, su padre esperaba que alguno de sus hijos ingresara a la carrera de medicina y se transformara en uno de esos médicos que tanto necesitaba el país. 王振义 Wáng Zhènyì, conmovido por el fallecimiento de alguien tan cercano aceptó el reto.

Una época de transición

En 1948, 王振义 Wáng Zhènyì obtuvo su doctorado en medicina y comenzó su carrera como investigador. Sin embargo, luego de la fundación de la República Popular China en 1949, la 震旦大学 Zhèn dàn dà xué, Universidad Aurora fue reestructurada en 1953 y a partir de sus cursos y centros de investigación se fundaron nuevos centros en instituciones chinas. El St. Mary's Hospital, conocido en chino como 广慈医院 Guǎng cí yī yuàn, de administración francesa, pasó a manos de la 交通大学 Jiāotōng dà xué. Bajo la nueva administración el hospital pasó a especializarse en 4 áreas que eran prioridad nacional: gastroenterología, cardiología, endocrinología y hematología. 王振义 Wáng Zhènyì eligió unirse al nuevo equipo de hematología. 

La familia de 王振义 Wáng Zhènyì.

Desangrados

Al poco de comenzar su especialización en hematología, 王振义 Wáng Zhènyì descubrió que al hospital arribaban muchos pacientes con serios problemas de cicatrización. Pacientes que habían sufrido heridas graves o que acababan de ser operados por diversas razones compartían este problema de cicatrización, que podía llevarlos a morir desangrados incluso dentro del hospital y a causa de operaciones menores.

Intrigado por estos pacientes, 王振义 Wáng Zhènyì pasó días buscando en la literatura médica. Estudiando los manuales de hematología de los que disponía se centró en los factores que contribuyen a la cicatrización de las heridas. Descubrió un trabajo en el que se inducía tromboplastina en pacientes con niveles bajos en sangre y comenzó a realizar pruebas en laboratorio. In vitro consiguió resultados positivos, pero para tratar a los pacientes necesitaba gel de sílice, un material muy escaso en el país y prácticamente imposible de adquirir en el exterior debido a los bloqueos económicos que sufría China.

Buscando alternativas, 王振义 Wáng Zhènyì probó utilizar cera de parafina y obtuvo resultados similares que con el gel de sílice. A partir de su descubrimiento, el equipo de hematología comenzó a realizar estudios en los pacientes del hospital, para conseguir una detección temprana e inducir a tiempo la cicatrización de las heridas. Las muertes y los problemas asociados a la cicatrización disminuyeron rápidamente. 

Un enojo comprensible

Mientras 王振义 Wáng Zhènyì desarrollaba los nuevos métodos para tratar pacientes con problemas de cicatrización, la República Popular China se veía forzada a participar en la Guerra de Corea (1950-1953), después de que aviones estadounidenses bombardearan un pueblo fronterizo chino, provocando la muerte de civiles inocentes. 王振义 Wáng Zhènyì se sintió muy molesto por los ataques extranjeros, ya que había pasado toda su vida estudiando y soñando con que su país consiguiera alcanzar la paz, y ahora que por fin los principales problemas del país estaban siendo atacados, una guerra extranjera estaba desgastando a la Nueva China. Los bloqueos comerciales a China también se intensificaron por la guerra y el material médico fue incluso más escaso. Por esta razón, 王振义 Wáng Zhènyì decidió participar en el conflicto bélico, no empuñando un arma, sino empuñando su equipo médico. 

Una médico china atiende a un soldado herido en la Guerra de Corea.

Fue designado a atender soldados heridos en la provincia de 黑龙江 Hēilóngjiāng, Noreste de China, cerca de la frontera con Corea. Mientras atendía a los soldados heridos, descubrió que algunos presentaban algunos síntomas recurrentes: hemoptisis (Expectoración de sangre proveniente de los pulmones o los bronquios causada por alguna lesión de las vías respiratorias) y un intenso dolor de cabeza. Los médicos militares habían diagnosticado a estos soldados con meningitis tuberculosa. Sin embargo, a 王振义 Wáng Zhènyì el diagnóstico no lo terminaba de convencer.

Intrigado por estos pobres soldados, 王振义 Wáng Zhènyì comenzó a estudiar muestras de sangre. Descubrió que los soldados sufrían de diferentes tipos de hemofilia, enfermedad que provoca hemorragias espontáneas después de una operación o lesión. Creó un sistema de diagnóstico para la hemofilia A y B y la hemofilia leve. Gracias a esto salvó la vida de decenas de soldados y luego miles de vidas en todo el país.

El salto adelante

Luego de la guerra, 王振义 Wáng Zhènyì volvió a 上海 Shànghǎi y continuó su trabajo normal. El Gran Salto Adelante (1958-1961) afectó a muchas áreas científicas que no eran consideradas clave. La investigación del equipo de 王振义 Wáng Zhènyì fue repercutida, pero eso no les impidió continuar trabajando. De hecho, se propusieron buscar tratamientos para la leucemia.

Aunque el equipo realizó importantes avances en la búsqueda de tratamientos para la leucemia, en 1963 se disolvió el equipo de investigación y 王振义 Wáng Zhènyì sólo consiguió trabajo como profesor de francés.

La leucemia promielocítica aguda

Hasta 1973 王振义 Wáng Zhènyì no pudo volver a dedicarse a la medicina. Aquel año, consiguió un importante cargo en el 瑞金医院 Ruìjīn yī yuàn para tratar enfermedades hematológicas. Cuando no se encontraba en el hospital trabajando, 王振义 Wáng Zhènyì consultaba la bibliografía extranjera, que cada vez era más común en el país gracias al progresivo establecimiento de relaciones diplomáticas con diversas naciones. Gracias a estos trabajos, publicó varios manuales en chino para que los médicos nacionales que no contaran con acceso a estas obras extranjeras o no tuvieran los niveles de inglés o francés necesarios pudieran aprovechar toda la información disponible. 

A partir de 1978, la leucemia promielocítica aguda se convirtió en una de las prioridades de la investigación del equipo de 王振义 Wáng Zhènyì. En 1980, leyó un trabajo extranjero sobre un novedoso tratamiento para algunos tipos de cáncer: la terapia de diferenciación celular. Este tratamiento consistía en buscar una forma de estimular a las células cancerosas a abandonar su condición aberrante para transformarse en células “cuasi normales”. No solo su equipo comenzó a especializarse en este tipo de tratamientos, sino que muchos de sus estudiantes optaron por esta especialización por recomendación del propio 王振义 Wáng Zhènyì.

En 1983, el equipo de 王振义 Wáng Zhènyì consiguió resultados positivos al inducir la diferenciación celular en células cancerosas utilizando Tretinoína, la forma ácida de la vitamina A. Sin embargo, se trataba de estudios en laboratorio y estaban muy lejos de poder realizar pruebas en humanos, todavía eran necesarios muchos estudios más.

Un día de 1986, una niña de tan solo 5 años ingresó al hospital con un caso muy avanzado de leucemia promielocítica aguda. El 90% de los pacientes no conseguía alcanzar los 6 meses de vida luego de detectada la enfermedad e incluso algunos fallecían a los pocos días. Por lo tanto, las probabilidades de sobrevida de la pequeña niña eran muy escasas. 王振义 Wáng Zhènyì, que ya contaba con un protocolo teórico para tratar la enfermedad se debatía entre realizar la primera prueba en humanos o seguir realizando pruebas de laboratorio. La súplica de la familia de la niña se quedó grabada en su memoria:

只要能救她,怎样都行!

Zhǐ yào néng jiù tā, zěn yàng dōu xíng!

¡Con tal de poder salvarla, todo sirve!

Aceptando la situación desesperada, 王振义 Wáng Zhènyì solicitó al hospital que le permitieran probar su tratamiento, lo que le fue concedido. Durante una semana, la pequeña niña fue tratada con Tretinoína y aunque al principio su situación no pareció mejorar, sorprendentemente su cuadro tampoco se agravaba. Al cabo de la prueba, la niña recupero su salud y fue dada de alta en el hospital. A día de hoy está casada y tiene dos hijos. 

Un debate moral

El éxito del nuevo tratamiento puso a 王振义 Wáng Zhènyì frente a un dilema moral. Podía optar por patentar el tratamiento y comenzar a ganar un dinero extra por cada paciente tratado. Por aquellos años la economía china estaba comenzando a mejorar a pasos agigantados, pero 王振义 Wáng Zhènyì todavía no veía los frutos del crecimiento del país y cualquier ingreso extra de dinero podía ser una mejora de vida para su familia e incluso una fuente de financiamiento para futuras investigaciones. No obstante, cobrar por el medicamento no haría más que volver al tratamiento más costoso, llevando a muchas personas de China y otros países a la bancarrota o incluso impidiéndoles acceder al mismo. Luego de mucho pensarlo se dio cuenta de que ni él ni su equipo habían optado por la carrera médica para ganar desorbitantes sumas de dinero, es verdad que todos necesitaban un sueldo por su esfuerzo, pero no tenían necesidad de ganar aún más a costa de la miseria de otros. Por esta razón, eligió que el tratamiento fuera de dominio público. 

Gracias a la decisión de 王振义 Wáng Zhènyì, el tratamiento cuesta tan solo 290 yuanes en China, un costo bastante accesible. De hecho, su decisión tuvo un resultado inesperado. Al no ser un tratamiento muy costoso, los seguros médicos chinos comenzaron a incluirlo, por lo que la gran mayoría de los trabajadores chinos, si se ven afectados por este tipo de leucemia, ni siquiera tienen que pagar los 290 yuanes, ya que el seguro médico al que aportan se encargará de todo.

En una entrevista 振义 Wáng Zhènyì decía:

医生就是要解决病人问题,

Yī shēng jiù shì yào jiě jué bìng rén wèn tí,

El médico está precisamente para resolver los problemas de los pacientes,

而不是拼命想着如何挣钱,

ér bù shì pīn mìng xiǎng zhe rú hé zhèng qián

no para tratar de ganar desesperadamente dinero,

这跟我的信仰是违背的。

Zhè gēn wǒ de xìn yǎng shì wéi bèi de.

esto va en contra de mis creencias.

Una filosofía de vida

Declaraciones como la anterior, así también como su incorruptible ética académica le granjearon un gran respeto en todo el mundo. En 1997, fue invitado para escribir un capítulo en el libro Trombosis and Hemostasis, la principal obra internacional de referencia médica en cuanto a enfermedades relacionadas a la sangre. Él y su equipo participaron en las subsiguientes ediciones de la obra como referentes de vanguardia en sus campos de estudio.

La tarea de 王振义 Wáng Zhènyì también estuvo centrada en la formación de nuevos médicos, instruyendo a importantes profesionales del mundo de la salud. En 1994, decidió llevar a cabo un trabajo de investigación junto a diversos pequeños centros médicos de China. La idea era permitir que estos pequeños grupos de investigación pudieran trabajar de forma colaborativa para llevar a cabo una importante investigación que no pudieran realizar de forma independiente. Los resultados fueron enviados a una importante revista médica china, pero fueron rechazados. En la justificación del rechazo de publicación, los editores de la revista decían que no había ninguna institución china muy reconocida en la investigación. La respuesta de 王振义 Wáng Zhènyì no se hizo esperar:

科技界评奖应该将真理放在第一位,

Kējì jiè píng jiǎng yīng gāi jiāng zhē nlǐ fàng zài dì yī wèi,

Los círculos académicos que realizan referatos de trabajos deben anteponer la verdad,

不能只看论文发表在最高杂志上,在群众中有影响,

Bù néng zhǐ kàn lù nwén fā biǎo zài zuì gāo zá zhì shàng, zài qún zhòng zhōng yǒu yǐng xiǎng,

no se puede simplemente mirar artículos publicados en las revistas más importantes, en la influencia de las masas,

而忽略了研究的创新性

ér hū lüè le yán jiū de chuàng xīn xìng

ignorando el carácter innovador de la investigación.

Esta filosofía de vida y de trabajo lo llevó en 2010 a ser galardonado con el 国家最高科学技术奖 Guó jiā zuì gāo kē xué jì shù jiǎng, Máximo Premio Nacional de Ciencia y Tecnología, la máxima condecoración científica del país.

El presidente 胡锦涛 Hú Jǐntāo haciendo entrega del premio a 王振义 Wáng Zhènyì.

Un libro abierto

A pesar de su avanzada edad, 王振义 Wáng Zhènyì sigue colaborando con la medicina. Los cargos de responsabilidad y dirección los legó a sus estudiantes, pero continúa ayudándolos cada vez que puede. Su equipo continúa realizando los “exámenes a libro abierto”, una modalidad de trabajo que introdujo 王振义 Wáng Zhènyì. Cada semana, el equipo médico recopila todos los casos extraños del hospital, luego, se toman unos días para buscar en la bibliografía posibles tratamientos y luego se juntan a debatir los resultados para intentar ayudar al paciente.

La labor de 王振义 Wáng Zhènyì no se limitó a las vidas que salvó, ni a las que salvan médicos de todo el mundo, sino también a la inspiración que representa para muchos profesionales de la salud. 

Descargar PDF

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios