El origen de los Banderas Negras

0

Tras el final de las Guerras del Opio y la firma de los tratados desiguales, no concluyeron las aspiraciones colonialistas sobre China, de hecho, en diversas partes del mundo las principales potencias coloniales de la época se repartían los territorios esclavizando a las poblaciones locales y extrayendo recursos para alimentar a sus metrópolis. Durante el Movimiento de Autofortalecimiento (1861-1895) hubo una relativa calma en China, custodiada por unas tropas cada vez más numerosas, modernas y mejor entrenadas y una nueva élite de diplomáticos chinos que comprendían cómo tratar con las potencias coloniales. Sin embargo, el cerco lentamente se cerraba sobre China, objetivo final de muchas de las potencias de la época. En particular, en la década de 1880, Francia, el Imperio Ruso y el Imperio Japonés planeaban primero hacerse con territorios pequeños cercanos a China, luego invadir reinos vasallos como Corea o Vietnam, después anexarse territorios chinos periféricos como la isla de 台湾 Táiwān, para finalmente penetrar en territorio chino.

Eso está en la Cochinchina

Vietnam era un relativamente poderoso reino del Sudeste asiático en el siglo XIX. Una parte de su poder provenía de su relación de vasallaje con la dinastía 清 Qīng (1636-1912 e.c.), que le ofrecía protección y representación internacional a cambio del pago de impuestos. De hecho, el nombre Vietnam fue colocado por el emperador 嘉庆 Jiāqìng de 清 Qīng (1760-1820) cuando aceptó a la familia real de aquella región como su reino vasallo. Originalmente la familia real deseaba colocarse el nombre 南越 Nányuè (en vietnamita Nam Việt) en referencia al antiguo pueblo 南越 Nányuè que habitó el Sur de China y actual Vietnam hasta la dinastía 汉 Hàn (206 a.e.c.-220 e.c.). Empero, el emperador temiendo que en un problema de sucesión al trono sus nuevos vasallos pudieran declararse sucesores del antiguo reino conquistado por los 汉 Hàn y por tanto legítimos sucesores al trono imperial de China decidió nombrarlos 越南 Yuènán (en vietnamita Việt Nam), nombre que conserva la región hasta la actualidad.

En la década de 1860, tras haber conseguido la victoria en la Segunda Guerra del Opio (1856-1860), Francia inició una campaña de invasión sobre Vietnam, donde esperaban extraer importantes recursos naturales para su maquinaria de guerra, así también como soldados y eventualmente construir una ruta de comercio con China que evitara los puertos chinos, donde se cobraban impuestos al comercio y había productos prohibidos. Tras una primera invasión del Sur de Vietnam, aprovechando que las fuerzas imperiales 清 Qīng estaban en plena guerra y recuperación del enfrentamiento contra el Reino Celestial de la Gran Paz (1851-1864), Francia fundó la colonia francesa de la Conchinchina, uno de los territorios franceses más ridículamente alejados de París. De esta ridícula lejanía colonial surge el proverbio “Eso está en la Cochinchina” como forma de indicar que algo es realmente lejano o inalcanzable.

La captura de Saigón por parte de Francia, 18 de febrero de 1859.

Los Banderas Negras: el ejército de vándalos

A mediados y fines del siglo XIX, la administración 清 Qīng se encontraba en plena decadencia y no era una autoridad real que pudiera imponer la ley en muchas regiones del imperio. En el Sur de China, cerca de la frontera con Vietnam comenzaron a proliferar las bandas criminales, que atacaban a las caravanas y viajeros. La situación comenzó a descontrolarse completamente cuando el 太平天国 Tàipíng tiān guó, Reino Celestial de la Gran Paz se hizo con el control del Sur de China. Aunque algunos bandidos se unieron al nuevo reino, las bandas criminales proliferaron aún más, ya que ni las tropas 清 Qīng ni las tropas Celestiales se encargaban de hacer cumplir las leyes en las zonas periféricas de sus respectivas áreas de influencia.

Un mercenario de etnia 客家 Kèjiā (Hakka) nacido en la provincia de 广东 Guǎngdōng llamado 刘永福 Liú Yǒngfú decidió crear su propio ejército, un grupo de hombres bien entrenados que se venderían al mejor postor, ya fuera vietnamita o chino. Consiguió que unos 200 bandidos y criminales del Sur de China se le unieran. 刘永福 Liú Yǒngfú los entrenó para que adoptaran sistemas de rangos militares y se coordinaran de forma eficiente en combate, transformándose rápidamente en una temible fuerza paramilitar. 

Busto de 刘永福 Liú Yǒngfú en su antigua residencia en la provincia de 广东 Guǎngdōng. Notar la gran cantidad de inciensos dejados en su honor en la actualidad.

El objetivo de 刘永福 Liú Yǒngfú era “alquilar” su ejército a quien pudiera pagarlo, pero también soñaba con que la región Sur de China y Vietnam volvieran al orden y se aplicara la ley. Por esta razón, su primer movimiento tras entrenar a los primeros 200 soldados fue acabar con las principales bandas criminales de la región. Tras aplastar a los principales grupos criminales de la provincia de 广西 Guǎngxī, decidió crear un estandarte para sus hombres, uno que fuera único y fácilmente reconocible, pero por sobre todo que inspirara respeto y temor: una bandera negra con una constelación de 7 estrellas: la Osa Mayor. A partir de entonces, este ejército paramilitar comenzó a ser conocido como los Banderas Negras. 

Bandera Negra original.

Banderas sin nación

Originalmente 刘永福 Liú Yǒngfú se autoproclamó príncipe del Reino Celestial, y se presentaba como parte del nuevo reino, a pesar de que no seguía sus principios y nunca fue reconocido por el Rey Celestial como uno más de ellos. Los Banderas Negras mantuvieron la paz en las regiones fronterizas con Vietnam durante la guerra entre 清 Qīng y Celestiales. No obstante, una vez derrotadas las columnas principales del Reino Celestial, los generales 清 Qīng se dedicaron a “cazar” a cualquier grupo de campesinos o bandidos que hubiera simpatizado con el enemigo. 

Tropas imperiales 清 Qīng asediando una ciudad bajo el control del 平天国 Tàipíng tiān guó, Reino Celestial de la Gran Paz.

Al ver aproximarse a las tropas imperiales 清 Qīng, 刘永福 Liú Yǒngfú y sus Banderas Negras cruzaron ilegalmente la frontera hacia Vietnam. Allí se presentaron como un ejército mercenario sin ninguna relación con el Reino Celestial. Como el reino vietnamita tenía frecuentes problemas con algunas tribus que se alzaban en contra del gobierno central y las tropas 清 Qīng no los estaban ayudando debido a la crisis interna por la que pasaba la propia China, contrataron a los Banderas Negras. Tras acabar con las rebeliones vietnamitas, el rey le entregó cargos militares oficiales a 刘永福 Liú Yǒngfú y sus comandantes como recompensa.

Cobradores de impuestos

El general 刘永福 Liú Yǒngfú seguía preocupado por la estabilidad regional, a pesar de que sus tropas habían apaciguado a Vietnam y el gobierno 清 Qīng parecía estar en pleno proceso de reestructuración. En particular, descubrió que entre China y Vietnam había una gran red de tráfico, que pasaba principalmente por el 红河 Hóng Hé, Río Rojo que conecta la sureña provincia china de 云南 Yúnnán con gran parte de Vietnam.

Con el abal de la familia real vietnamita, los Banderas Negras tomaron el control del 红河 Hóng Hé, Río Rojo en la frontera, destruyendo bandas criminales, acabando con los traficantes y cobrando impuestos a los comerciantes para mantener la seguridad. Cobrando unos impuestos fronterizos del 10%, las arcas de los Banderas Negras crecieron a pasos agigantados, lo que les permitió hacerse con material de gran calidad, permitirse entrenar tropas por periodos prolongados y contratar a nuevos soldados. De hecho, 刘永福 Liú Yǒngfú normalmente reclutaba a campesinos necesitados de dinero o criminales, de esta forma consiguió reducir la criminalidad, ya que era más rentable y seguro unirse a los Banderas Negras, lo que permitió que las tropas superaran los 7.000 efectivos.

Con el brillo en los ojos

Tras fundar la colonia de la Conchinchina, exploradores franceses comenzaron a buscar las mejores rutas comerciales hacia China. Sin saberlo la familia real vietnamita, cientos de espías franceses recorrían su país tomando notas de las estructuras defensivas, las tropas y los mejores caminos para conquistar el reino. Tras las investigaciones preliminares, los exploradores franceses determinaron que sería relativamente fácil conquistar todo el reino con unas pocas unidades militares, si las tropas imperiales 清 Qīng no se presentaban para la defensa, algo que parecía muy poco probable después de las graves pérdidas sufridas tras las Guerras del Opio y la guerra contra el Reino Celestial. 

Soldados franceses reposicionan un cañon en 1883, durante su campaña de invasión de Vietnam.

Los exploradores franceses también determinaron que la mejor ruta comercial hacia China era el 红河 Hóng Hé, Río Rojo. Aunque las tropas de los Banderas Negras parecían muy fuertes y abundantes, supusieron que no serían una gran resistencia contra el armamento moderno europeo y las tropas coloniales reclutadas de manera forzosa en colonias alrededor del mundo que podían ser utilizados como carne de cañón. No obstante, aunque tras la experiencia en la Segunda Guerra del Opio (1856-1860) todo parecía apuntar a que un pequeño grupo de tropas francesas podría acabar no solo con Vietnam y los Banderas Negras, sino también adentrarse en territorio chino, subestimaron al enemigo al no contemplar que chinos y vietnamitas lucharían fervientemente por uno de los conceptos más importantes en sus vidas: 祖国 zǔ guó, el país de sus ancestros. 

Estatua ecuestre de 刘永福 Liú Yǒngfú frente a su antigua residencia en la provincia de 广东 Guǎngdōng, considerado un héroe nacional por sus campañas de defensas fronterizas.

Descargar PDF

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios