Una lectura política de la no acción

0

El concepto de 无为 wú wéi, no acción, en el 道德经 Dào dé jīng, posee más de una dimensión. Entre ellas las más importantes son la metafísica, la ética y la política. No se trata de aspectos estancos, sino diferentes perspectivas de abordaje de la misma noción. Le dedicaremos este artículo a la dimensión política, claramente presente en el texto, como señalan Ames (1994) y Slingerland (2003:6). Nos parece importante destacar esta perspectiva, que se va perdiendo en desarrollos taoístas posteriores.

La coyuntura política

Los inicios de la filosofía china están enmarcados por la crisis de la dinastía 东周 Dōng Zhōu, dinastía Zhōu del Este, y no se producen en el vacío sino que se gestan a partir de una reflexión y producción escrita anterior principalmente sobre adivinación y rituales. Se gesta así a partir de lo que se suele caracterizar como una racionalidad adivinatoria, que al buscar un orden para poder predecir presupone reflexiones cosmológicas y piensa el rol del hombre en el cosmos. La crisis de la dinastía supone un cambio en el rol de los eruditos y un estímulo para el pensamiento que no se limita a lo coyuntural sino que se pregunta acerca de lo que constituye un buen gobierno y sobre la legitimidad de los malos gobiernos.

Desconocemos el siglo preciso del surgimiento del taoísmo, que suele datarse entre los siglos VI y IV a.e.c. Confucio, por su parte, vivió entre el 551 y el 479 a.e.c. Si bien no tenemos certeza, entonces, de que el 道德经 Dào dé jīng se erigiera como crítico del modelo político confucianista, hay claramente un planteo divergente de los modelos políticos tradicionales, que son los que el confucianismo había tomado como ejemplo, sobre todo la dinastía 西周 Xī Zhōu, Zhōu del Oeste.

En este momento de crisis política, la propuesta confucianista había sido reforzar la autoridad de los gobernantes y establecer una serie de jerarquías que constituyen la base de la sociedad y se reflejan en una serie de ritos. Para Confucio el buen ordenamiento de la sociedad depende de las acciones de los que ocupan los cargos superiores y de allí se transmiten al pueblo.

El taoísmo, en cambio, criticó los modos de gobierno tradicionales y los intentos de volver a ellos y reforzar la autoridad de los gobernantes, a los que caracteriza como más preocupados por incrementar su poder que por respetar la vida y el bienestar del pueblo. Por esto uno de los puntos de crítica principal es la guerra, que perjudica enormemente al pueblo y engrandece a los gobernantes.

无为 wú wéi, no acción, en el 道德经 Dào dé jīng

Leído frente al telón de la crisis de la dinastía Zhōu del Este, el 无为 wú wéi, no acción implica una invitación de dejar de implementar determinadas prácticas de gobierno que imponen sus propios valores al pueblo y obstaculizan que se pueda vivir una vida sencilla, dedicada a las labores agrícolas y el disfrute de una vida sencilla. No se trata de un quietismo ni un abandono total de la acción sino de un tipo y una modalidad diferente de acción que en vez de tratar de enderezar de modo violento la realidad intenta comprenderla y dejar de ser un obstáculo para que se desarrolle por sí misma.

El hecho de que 无为 wú wéi implique un tipo de acción lo encontramos en expresiones como 为无为 wéi wú wéi, “actuar sin actuar” (道德经 Dào dé jīng, cap. 3). Por eso, además de "no acción", se suele traducir como “acción sin esfuerzo” (Slingerland, 2003), “acción sin coerción” (Ames and Hall, 2003). Sería una acción que no busca la autoafirmación ni la gloria y que de parte del gobernante supone humilidad y reconocimiento de la importancia del pueblo. El peligro, como muestra el siguiente texto, sería el propio gobernante (道德经 Dào dé jīng, cap, 60) :

治大国,若烹小鲜,以道莅天下,其鬼不神。

Zhì dà guó, ruò pēng xiǎo xiān, yǐ dào lì tiān xià, qí guǐ bù shén.

Gobernar un gran reino es como freír un pequeño pez. Al valerse del dào para establecerlo en el mundo, los demonios no extienden su poder.

非其鬼不神,其神不伤人。非其神不伤人,圣人亦不伤人。

Fēi qí guǐ bù shén, qí shén bù shāng rén. Fēi qí shén bù shāng rén, shèng rén yì bù shāng rén.

Si los demonios no entienden su poder, sus espíritus no dañan a la gente. Si sus espíritus no dañan a la gente, los sabios tampoco dañan a la gente.

夫两不相伤,故德交归焉。  

Fū liǎng bù xiāng shāng, gù dé jiāo guī yān. 

Como ninguno de los dos daña al pueblo, por esto su capacidad proporciona retornos.

El 无为 wú wéi es una expresión general que no especifica un tipo puntual de acción. En algunos capítulos se mencionan puntualmente diferentes acciones que no habría que realizar en el sentido que explicamos antes: no conocer (无知 wú zhī, cap. 3 y 10), no tener egoísmo (无私 wú sī, cap. 7), no desear (无欲 wú yù, cap. 1 y 34), no preocuparse (无 忧 wú yōu, cap. 20). 

Al actuar sin actuar, buscando que los demás prosperen por sí mismos, los gobernantes serían apenas conocidos:

太上,下知有之;其次,亲而誉之。其次,畏之。其次,侮之。

Tài shàng, xià zhī yǒu zhī; qí cì, qīn ér yù zhī. Qí cì, wèi zhī. Qí cì, wǔ zhī.

Acerca de los gobernantes mejores, el pueblo sabe que existe. Los que vienen después <en calidad> son alabados. Los que son inferiores son temidos y los peores son insultados.

信不足焉,有不信焉。悠兮其贵言。功成事遂,百姓皆谓:我自然。

Xìn bù zú yān, yǒu bù xìn yān. Yōu xī qí guì yán. Gōng chéng shì suì, bǎi xìng jiē wèi: Wǒ zì rán.

Si su credibilidad no es suficiente, habrá falta de confianza. Al ser cuidadosos, valoran sus palabras. Al ser exitosos al llevar a cabo los asuntos todo el pueblo dice: “ <Actuamos> por nosotros mismos”.

La propuesta política del taoísmo es original y va a contracorriente de los tiempos. Frente a las excesivas intervenciones de gobernantes, ministros y consejeros que pretenden saber cómo engrandecer el reino, toma como referencia el sentir y pensar de la gente sencilla del pueblo y a partir de allí aconseja como gobernar sin gobernar. Su acción es un peligro y, por lo tanto, debe realizarla de modo delicado, con cuidado y respeto por la vida del pueblo. Si pretende engrandecerse y alcanzar la gloria, por el contrario, provocará la ruina de todos. 

(1) Hemos presentado una versión extendida de este artículo en la revista de filosofía Avatares Filosóficos 7 (2020).


Ames, R. (1994). The Art of Rulership: A Study of Ancient Chinese Political Thought, New York: State University of New York Press

Ames, R. and Hall D. (trans.) (2003). Daodejing—Making This Life Significant—A Philosophical Translation, New York: Ballantine Books.

Slingerland, E. (2003). Effortless Action: wu-wei as conceptual metaphor and spiritual ideal in Early China, New York University Press: Oxford

Descargar PDF

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios