La quema del Antiguo Palacio de Verano

2

El 21 de septiembre de 1860, las tropas imperiales 清 Qīng fueron derrotadas a escasos kilómetros de la 故宫 Gù gōng, Ciudad Prohibida. Además de provocar la muerte de miles de personas, las tropas británicas y francesas se aseguraron de destruir y saquear una parte significativa del patrimonio cultural chino. Esto se torna todavía peor si recordamos las razones del ataque. La muerte y la destrucción ocurrió tan solo por debilitar al gobierno 清 Qīng y someter a todo el territorio chino a un estado semicolonial, donde la venta de opio pudiera seguir acrecentando las arcas británicas y donde las potencias extranjeras pudieran reclamar cualquier cosa que les apeteciera.

La venganza

Luego de la gran derrota 清 Qīng, los generales y los soldados supervivientes se retiraron de la ciudad a la espera de nuevas órdenes del emperador. Las tropas británicas y francesas entraron en la capital y comenzaron a saquear todo cuanto veían. Aprovechando la vulnerabilidad de los residentes, los forzaron a llevarlos hasta los principales palacios imperiales para saquear objetos de gran valor.

En la capital, un grupo de diplomáticos esperaba a los europeos para iniciar conversaciones de paz. Como parte de la demostración de buenas intenciones, liberaron a los diplomáticos europeos que habían sido detenidos por los oficiales 清 Qīng luego de haber insultado a los emisarios de paz chinos días atrás. Algunos de ellos habían muerto y habían sido torturados durante la detención, siempre conforme con las leyes 清 Qīng. Los altos mandos expedicionarios británicos decidieron llevar a cabo una venganza por la muerte y el maltrato que los diplomáticos habían recibido.

Lord Elgin (1811-1863), líder de la expedición británica, decidió repetir lo que había hecho su padre con el Partenón entre los años 1801 y 1812. En aquella ocasión Lord Elgin padre había ordenado el saqueo de los murales de mármol que hoy en día se exhiben en el Museo Británico. Remover los relieves implicó destruir una parte importante del Partenón. Lord Elgin hijo permitió que las tropas destruyeran y robaran cuanto quisieran, ya sean propiedades del emperador o de residentes de la ciudad. Luego, ordenó a sus tropas quemar los palacios de verano del emperador.

Las piezas robadas

Según la UNESCO, alrededor de 1,6 millones de artefactos fueron robados durante los saqueos de 北京 Běijīng. Actualmente estas piezas se reparten en 47 museos de diferentes países, mientras que otras piezas permanecen aún en paradero desconocido.

El comandante francés Charles Cousin-Montauban ordenó a sus tropas que primero saquearan los palacios prestando atención en robar las piezas más lujosas y valiosas para entregarlas a Napoleon III y para que sean guardadas en los museos de Francia. Luego de que los altos mandos robaran piezas valiosas, permitieron que durante 48 horas los soldados robaran lo que quisieran. Las tropas comenzaron a romper jarrones y espejos, arrancaron marcos de puertas y ventanas y comenzaron a pelearse entre ellos por algunas joyas, llegando incluso a haber disputas armadas. 

El saqueo del 圆明园 Yuán míng yuán, Antiguo Palacio de Verano, dibujado por Godefroy Durand.

La quema de los palacios

Mientras los representantes 清 Qīng negociaban un alto el fuego con franceses y británicos, unos 4.000 soldados entraron en el 圆明园 Yuán míng yuán, Antiguo Palacio de Verano. Estas instalaciones eran utilizadas por el emperador y su corte durante el verano para trabajar en un entorno menos caluroso. Luego de robar muchos artefactos y destruir muchos otros, los soldados cumplieron con la orden de iniciar la quema del palacio.

El terreno del palacio era tan grande y contaba con tantos edificios diferentes que a los soldados británicos les tomó 3 días incendiar todos los edificios. Los antiguos edificios de madera de estilo tradicional chino, así como imponentes palacios de estilo europeo ardieron durante 3 días y 3 noches. Además de la destrucción de los edificios y de miles de piezas históricas y culturales, alrededor de 300 eunucos y mujeres de la corte imperial fallecieron entre el fuego y los escombros.

Entre las piezas más valiosas se encontraba la biblioteca imperial, que contenía obras exóticas y poco conocidas. Unos 10.500 libros ardieron en las llamas y algunas obras únicas se perdieron. 

Negros como el carbón

El humo del 圆明园 Yuán míng yuán, Antiguo Palacio de Verano cubrió toda la zona y el fuego iluminó el cielo durante la noche. Los soldados que participaron en la quema salieron del palacio cubiertos de hollín, negros como el carbón de pies a cabeza. Los soldados franceses, que no participaron en la quema, pero que tampoco se opusieron, tenían problemas para reconocer a los soldados europeos de los soldados indios, ya que era incluso difícil distinguir sus uniformes.

Víctor Hugo

El saqueo y la quema del Palacio de Verano no estuvo exenta de críticas en la época. En el Parlamento británico se produjeron acaloradas discusiones sobre el tema. Pero tal vez las palabras más significativas fueron escritas por el gran poeta, dramaturgo y novelista francés Víctor Hugo (1802-1885). En 1861, Víctor Hugo mantenía una conversación postal con el capitán Butler, que se encontraba en el frente. El capitán Butler le contó sobre las grandes victorias de los ejércitos francés y británico y le habló sobre la gloria y la belleza del campo de batalla. Luego de la quema, Butler le preguntó abiertamente a Víctor Hugo su opinión sobre la guerra y la destrucción en China. Las palabras de Víctor Hugo no podrían haber sido más sinceras:

Monumento a Víctor Hugo en el
圆明园 Yuán míng yuán, Antiguo Palacio de Verano.

Un jour, deux bandits sont entrés dans le Palais d'été. L'un a pillé, l'autre a incendié. (...)

Un día, dos bandidos entraron al Palacio de Verano. Uno saqueando y el otro incendiando. (...)

On voit mêlé à tout cela le nom d'Elgin, qui a la propriété fatale de rappeler le Parthénon. Ce qu'on avait fait au Parthénon, on l'a fait au Palais d'été, plus complètement et mieux, de manière à ne rien laisser. (...)

Se ve mezclado con todo esto el nombre de Elgin, que tiene la fatal característica de traer a la memoria el Partenón. Lo que habíamos hecho en el Partenón, lo hicimos en el Palacio de Verano, más completo y mejor, para no dejar nada atrás. (...)

Devant l'histoire, l'un des deux bandits s'appellera la France, l'autre s'appellera l'Angleterre. (...)

Frente a la historia, uno de los dos bandidos se llamará Francia, el otro se llamará Inglaterra. (...)

J'espère qu'un jour viendra où la France, délivrée et nettoyée, renverra ce butin à la Chine spoliée. (...)

Espero que llegue el día en que Francia, liberada y limpia, envíe este botín a la China saqueada. (...)

Víctor Hugo al Capitán Butler
Hauteville House,
25 noviembre de 1861

Un vacío que habla

Los escombros del antiguo palacio de estilo europeo del 圆明园 Yuán míng yuán, Antiguo Palacio de Verano, han permanecido casi intactos desde entonces. El sitio se puede visitar en 北京 Běijīng y se ha transformado en todo un símbolo de las atrocidades perpetradas por las potencias extranjeras en China. Algunas columnas que resistieron tortuosamente el incendio y el paso del tiempo aún se mantienen en pie, observando a sus compañeras destruidas en el suelo.

El 圆明园 Yuán míng yuán, Antiguo Palacio de Verano, es un símbolo de la destrucción de la antigua China, una China rica y poderosa, que se nutría del intercambio cultural y que fue saqueada y destruida por los extranjeros. Millones de personas contemplaron esas ruinas mientras meditaban cómo podría construirse una nación fuerte y próspera, donde no volvieran a sucederse las injusticias del pasado.

Escena de la película 建党伟业 Jiàn dǎng wěi yè, La gigantesca empresa de la fundación del Partido (2011), de la Trilogía de Fundación.

Al visitar 北京 Běijīng es fácil descubrir las señales del saqueo y la destrucción de esta y las subsiguientes invasiones extranjeras. Las ruinas del 圆明园 Yuán míng yuán, Antiguo Palacio de Verano son las más evidentes, pero en otros lugares un espacio vacío, donde se indica que falta un objeto, también recuerda con una poderosa sutileza la humillación sufrida por el pueblo chino a manos de las potencias extranjeras. 

Descripción de uno de los edificios destruidos en el 圆明园 Yuán míng yuán, Antiguo Palacio de Verano.

Descargar PDF

Entradas que pueden interesarte

2 comentarios

  1. Interesantísimo. Muchísimas gracias por tanto trabajo y por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por leernos! Nos alegra saber que el artículo le ha resultado interesante! En el siguiente artículo traducimos la famosa carta de Victor Hugo.

      Eliminar