Wǔhàn, Cuánto tiempo sin vernos (2020)

0

A raíz de la pandemia por Covid-19, una ciudad china se hizo mundialmente famosa. De la noche a la mañana, la ciudad de 武汉 Wǔhàn apareció en medios de comunicación de todo el mundo y en boca de todos. Luego de una gran campaña de lucha para contener al virus, los residentes de 武汉 Wǔhàn comenzaron la ardua tarea de retomar sus actividades normales en el marco de una “nueva normalidad” con códigos de salud, barbijos y nuevas medidas sanitarias.

Muchas cosas se han dicho de 武汉 Wǔhàn y sus residentes, algunas que rozan lo ridículo de la conspiración, con personas que creen que la pandemia fue deliberadamente planeada para impulsar la economía china. Este tipo de pensamientos derivan de la falta de información. La mejor forma de comprender los efectos de la pandemia en China es hablar con los vecinos de 武汉 Wǔhàn, personas que lucharon, sufrieron y perdieron negocios, familiares y amigos. Esta fue la tarea del director documental japonés Ryo Takeuchi, quien en 2020 contactó a los residentes de la ciudad para que contaran sus historias en primera persona. El documental 好久不见,武汉 Hǎojiǔ bùjiàn, Wǔhàn, Wǔhàn, Cuánto tiempo sin vernos (2020) es una magnífica recopilación de entrevistas a diferentes personas de la ciudad que lucharon por mantener una alta moral en la peor etapa de la pandemia y ahora luchan por salir adelante. 

黄鹤楼 Huáng hè lóu, La Pagoda de la Grulla Amarilla, famoso edificio de 武汉 Wǔhàn.
Fotografía por China desde el Sur, año 2015.

Una ciudad fuerte

El documental comienza con las imágenes captadas por el dron de una profesora de 武汉 Wǔhàn. En cuanto la gran cuarentena comenzó en la ciudad, esta profesora comenzó a filmar los alrededores de su casa, para mostrar cómo cambiaba la ciudad a medida que las normas se endurecían. Luego de 3 meses de ardua lucha, los residentes de la ciudad volvieron a salir a las calles para comenzar la reconstrucción no solo de sus negocios, duramente afectados por la pandemia, sino también de sus vidas. 

Muchos residentes de la ciudad se dieron cuenta de que estaban formando parte de la historia. Por esta razón, no fueron pocos los que decidieron dar lo mejor de sí para contribuir en la lucha contra el virus, sino que también tomaron pruebas fotográficas y fílmicas del proceso, como 老计 Lǎo Jì, un repartidor que grabó su día a día repartiendo pedidos para médicos y trabajadores de las fábricas. 老计 Lǎo Jì sintió la discriminación hacia su nacionalidad cuando el presidente de los Estados Unidos llamó al Covid-19 “virus de Wuhan”, y decidió escribir una respuesta en la red social 微博 Wēibó para la Embajada de Estados Unidos. Según 老计 Lǎo Jì no hay que mezclar un problema sanitario global con política, y le recordó a Donald Trump que los ciudadanos de 武汉 Wǔhàn se estaban sacrificando en la primera línea de lucha contra el virus. 

Volver a la nueva normalidad no es fácil para los dueños de tiendas como 郭一婷 Guō Yītíng, quien pocos meses antes de iniciar la pandemia se había mudado a la ciudad junto a unas amigas para abrir una tienda de té. A raíz de las pérdidas económicas y la tensión sufridas, sus amigas decidieron volver a su ciudad natal, dejándola como única encargada de la tienda. 

Muchos pequeños comerciantes sufrieron no solo la cuarentena, que les impidió trabajar, sino también la reapertura de sus negocios. 赖韵 Lài Yùn, dueño de un restaurante de comida japonesa, consiguió reabrir con gran esfuerzo. Antes de comenzar a atender a los clientes, se vio obligado a remarcar los precios de todos los platos, bajando los precios para conseguir atraer a la clientela. Sin embargo, tras el primer día debió afrontar la renuncia de su cocinero, debido a la reducción del salario. 

Algunas tiendas ni siquiera tuvieron tanta suerte. 安雨擎 Ān Yǔqíng, dueña de un local de artículos de artes plásticas donde también se impartían cursos, debió cerrar su espacio. Luego de invertir una gran cantidad de dinero y tiempo en su emprendimiento, se vio obligada a cerrar, ya que no podía afrontar los gastos. 

Hay emprendimientos empresariales que consiguieron prosperar a pesar de la pandemia, como la fábrica de barbijos y trajes de protección médicos que dirige 李嘉威 Lǐ Jiāwēi. No obstante, el trabajo no se realizó sin un gran sacrificio. En el peor momento de la pandemia, la fábrica debió contratar nuevos trabajadores y operar 24 horas al día para intentar cubrir la gran demanda del personal médico. 

Los encargados de utilizar el material de protección y a quien la ciudad está en eterno agradecimiento son enfermeros y enfermeras como 龚胜男 Gōng Shèngnán. Además de encargarse de la pulmonía de sus pacientes, 龚胜男 Gōng Shèngnán descubrió la importancia de mantener alta la moral, para lo cual cantaba y bailaba junto a los pacientes con síntomas más leves para ayudarlos a pasar el tiempo. 

Con sus bailes, 龚胜男 Gōng Shèngnán llegó a ser toda una estrella en redes sociales. Empero, tras sus pasos de baile y divertida sonrisa, recuerda con gran pena a todas las personas que no consiguieron salvar. Ella siente que todo el equipo médico dio lo mejor de sí, pero no es fácil enfrentar la enfermedad y fallecimiento de tantas personas, ni siquiera para una enfermera tan dedicada como ella. 

Uno de los proyectos más famosos de la ciudad fue el gran hospital que fue construido en menos de 10 días. 李杰 Lǐ Jié fue uno de los más de 8.000 obreros que trabajaron en esta gran obra. Recuerda que durante 4 días prácticamente no durmió, ya que estaba, junto a sus compañeros, completamente entregado a la tarea de terminar el hospital cuanto antes. Los trabajadores como 李杰 Lǐ Jié se involucraron en el proyecto de forma voluntaria, ya que sabían que la ciudad los necesitaba para salvar vidas. Esto no implicó que el gobierno se aprovechara de ellos, ofreció a todos un salario diario muy superior a un día normal. 

La ciudad sufrió la pandemia de una de las formas más crudas posibles, pero incluso en tiempos turbulentos hay rayos de esperanza. Historias como las de 脏辫熊 Zàngbiàn Xióng, una profesora de inglés que ha aprovechado el salto a la fama de la ciudad para promocionar el turismo regional mediante la música. 

¿Cómo es el proceso de vuelta a la normalidad de la ciudad? ¿Cuáles son las otras historias que tienen para contar los residentes de 武汉 Wǔhàn? ¿Cómo se sienten luego de haber recibido discriminación por parte de algunos políticos y medios de comunicación extranjeros? Para descubrirlo deberán ver el documental, mientras tanto, les ofrecemos un tráiler.

Que las voces de 武汉 Wǔhàn sean escuchadas

Además de ser un gran director documental, Ryo Takeuchi es un realizador que sabe cuando intervenir o dirigir la historia y cuando permitir a los partícipes contar sus vivencias. El documental 好久不见,武汉 Hǎojiǔ bùjiàn, Wǔhàn, Wǔhàn, Cuánto tiempo sin vernos (2020) se pensó originalmente como un video corto, de no más de 15 minutos, para que los residentes contaran sus historias. Sin embargo, al hablar con todos ellos, Takeuchi descubrió todas las cosas interesantes que tenían para compartir y le permitió hablar todo lo que quisieran, extendiendo el documental por 1 hora. 

No hay nada mejor que escuchar directamente a los partícipes de este hecho histórico, pero nada tendría sentido si sus testimonios quedaran encerrados en la lengua china. El equipo de Takeuchi se tomó no solo el trabajo de subtitular todas las entrevistas, sino también de traducirlas a 13 idiomas, entre los que se encuentra el español. Por otro lado, la productora colocó el documental en YouTube completamente gratis, para que el mundo entero pudiera verlo y conocer más.

A continuación, les compartimos el documental 好久不见,武汉 Hǎojiǔ bùjiàn, Wǔhàn, Cuánto tiempo sin vernos (2020) desde el canal oficial de la productora de Takeuchi, con subtítulos en chino, ingles y español (que deben ser activados). Lo único que les pedimos es que, si miran el documental y lo encuentran interesante, le dejen un comentario en inglés, chino, español o japonés, para que este equipo continue trabajando y ofreciendo sus documentales de forma gratuita con el público fuera de China.

Una forma diferente de documentar

Las grandes producciones documentales de la televisión china son de gran calidad, y muchas veces pueden visitar lugares especiales o contar con entrevistas exclusivas. Buenos ejemplos de esto podemos encontrarlos en espectaculares series como 敢教日月换新天 Gǎn jiào rì yuè huàn xīn tiān, Creando una nueva China (2021) o 如果国宝会说话 Rú guǒ guó bǎo huì shuō huà, Si los tesoros nacionales pudiesen hablar (2018-2021). No obstante, hay una nueva corriente, menos espectacular a nivel documental, pero más emotiva, en la que el documental sencillamente deja hablar a los entrevistados como ocurre en 天山南北,中国新疆生活纪实 Tiān shān nán běi, Zhōng guó Xīn jiāng shēnghuó jìshí, Más Allá de las Montañas: Vida en Xinjiang (2021) o 暗流涌动——中国新疆反恐挑战 Àn liú yǒng dòng——Zhōng guó Xīn jiāng fǎn kǒng tiǎo zhàn, La guerra entre sombras (2021). Todos son grandes documentales que contribuyen a que el público fuera del país del Río Amarillo aprenda un poco más sobre esta gran nación.

A raíz de cuestiones geopolíticas actuales, grandes medios de comunicación y productoras de cine y televisión de países no europeos o norteamericanos se ven afectados o directamente censurados fuera de sus países, y no son pocos los que han acusado a las productoras chinas de hacer propaganda para el gobierno. Es en estos momentos de grandes desconfianzas internacionales que directores como Takeuchi pueden ser de especial interés. Su pequeña productora, que combina personal japonés y chino, se dedica a recorrer China buscado pequeñas y grandes historias para documentar. Aunque Takeuchi es muy personal con su obra, al punto de que la mayoría de sus documentales incluyen partes enteras narradas en japonés, sabe dar espacio a los entrevistados para que se sientan cómodos y cuenten cómo ven China y cómo se sienten en el contexto internacional que les toca vivir.

Para los interesados en esta visión más personal y emotiva, recomendamos el documental de Takeuchi 走近大凉山 Zǒu jìn dà Liángshān, Acercamiento a la gran montaña Liángshān (2021), en la que viajaron a remotos pueblos de montaña para ver de cerca la lucha contra la pobreza extrema. 

Un éxito documental

El documental 好久不见,武汉 Hǎojiǔ bùjiàn, Wǔhàn, Wǔhàn, Cuánto tiempo sin vernos (2020) se estrenó a nivel mundial el 26 de junio de 2020 en plataformas chinas e internacionales. En menos de 24 horas, el documental fue reproducido más de 25 millones de veces y comenzó a ser recomendado y compartido en redes sociales. A pesar de que el documental llega a mostrar algunos de los casos más delicados que ocurrieron durante la pandemia, la recepción china fue muy buena, con puntajes de 8,1 en el sitio de reseñas 豆瓣 Dòubàn. 

Esta forma de rescatar los testimonios del pueblo chino por parte de un director extranjero es bastante única y llamativa. Habrá que estar atentos a próximos documentales producidos por el equipo de Takeuchi, que nos acercarán más no solo a la cultura china, sino también a su cálido y amistoso pueblo. 

Descargar PDF

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios