La lucha contra el terrorismo en Xinjiang (2019)

0

Si la cultura y la historia de China pueden resultar lejanas y exóticas para la mayoría de los hispanoparlantes, regiones alejadas de las grandes megaciudades, en regiones fronterizas y con una gran diversidad étnica pueden ser prácticamente desconocidas. La hermosa región de 新疆 Xīnjiāng ha sido el foco de innumerables noticias internacionales. Por desgracia, sus bellos paisajes y su rica cultura multiétnica han quedado en las sombras debido a la gran cantidad de atentados terroristas sufridos. El documental 中国新疆,反恐前沿 Zhōng guó Xīn jiāng, fǎn kǒng qián yán, La lucha contra el terrorismo en Xinjiang (2019) expone algunos de los atentados más terribles sufridos en China y la extensa lucha contra estos grupos criminales. Durante años, las autoridades chinas lucharon contra terribles organizaciones terroristas para acabar con los continuos atentados. Sin embargo, como si de la famosa frase de Edward Bulwer-Lytton se tratara, resultó que la pluma era más poderosa que la espada. 

Advertencia

El documental comienza con un claro mensaje de advertencia, y además, queremos tomarnos el tiempo de volver a advertir sobre esto: el documental presenta imágenes muy fuertes que pueden herir sensibilidades. 

Por si esto fuera poco, el propio sistema de YouTube aplica un nuevo mensaje de advertencia antes de comenzar la reproducción, lo que confirma lo explícito y doloroso del material presentado. 

Aunque el material es muy gráfico, es un pilar fundamental de la argumentación del documental. Las imágenes tienen una mínima censura para evitar mostrar contenido inapropiado, pero de todas formas puede resultar demasiado explícito para una gran parte del público. Colocar estas imágenes no busca apelar a la morbosidad, sino mostrar sin lugar a dudas las atrocidades que los grupos terroristas perpetraron en China. Muchos de estos atentados no son muy conocidos por el público fuera del país, otros han sido encubiertos por años hasta que las autoridades han desmontado las células terroristas y otros han sido malinterpretados desde el extranjero como pacifistas movimientos independentistas de identidad uigur. 

El documental tiene una duración de 50 minutos y está dividido en 4 partes fundamentales que presentan diferentes aspectos sobre los atentados terroristas ocurridos entre 1990 y 2016, entrevistas a supervivientes y familiares de víctimas fatales, el origen y modus operandi de los grupos terroristas y los planes gubernamentales que consiguieron acabar con los continuos atentados.

El extremismo sacude 新疆 Xīnjiāng

En la primera parte del documental conocemos, y podemos ver en mayor profundidad algunos de los mayores atentados terroristas perpetrados por células con base en 新疆 Xīnjiāng. Las terribles imágenes presentadas son solo algunas de unos pocos atentados seleccionados. En ellos puede verse cómo un pequeño grupo extremista atenta contra la vida de cualquier transeúnte, ya sea de etnia 汉 hàn, uigur o cualquier otra, musulmán, no creyente o de cualquier otra religión e incluso turistas. 

Además de presentarse imágenes únicas, los testimonios de supervivientes son a la vez aterradores y exclusivos. Supervivientes de todas las etnias y religiones comentan los atentados y señalan el gran daño causado por estos grupos extremistas. Por otro lado, se presenta el punto de vista de figuras de gran importancia en la región como Adudulrekep Tumniaz, presidente del Instituto Islámico de Xinjiang. Según él, estos grupos terroristas que dicen ser seguidores del Islam atentan contra todos los grupos étnicos sin distinguir religión o procedencia y nada tienen que ver con el Islam. 

En el año 2009, una célula terrorista organizó un gran atentado en Urumqi. Tras iniciar el ataque con espadas y explosivos, se produjo un gran pánico en las calles y, al tratarse de un número relativamente grande de terroristas, acabó con la vida de 197 personas y dejó un saldo de 1700 heridos. En algunos medios de comunicación internacionales, este atentado se presentó como una masacre por parte de las fuerzas de seguridad china contra unos manifestantes uigures que “pedían por sus derechos”. Sin embargo, el saldo de muertos y heridos de todos los grupos étnicos y religiosos, así también como los testimonios de supervivientes y la propia investigación de la policía china indican que se trató de un atentado terrorista contra todo aquel que no fuera parte del grupo extremista. 

El costo humano

En la segunda parte del documental se presentan testimonios de supervivientes, familiares de fallecidos y terroristas, y también algunos terroristas detenidos. Con estas simples entrevistas podemos empatizar con el dolor de un pueblo que vivió durante años con miedo al siguiente gran atentado. Personas que representaban un gran aporte para la sociedad, como por ejemplo la bailarina folclórica y estudiante de medicina Dilqemer, que perdió una pierna en un trágico atentado de 2014. Los sollozos de un padre que ve a su hija mutilada y con un futuro incierto es lo único que hace falta ver para comprender la difícil situación que atravesaba la región. 

Los atentados buscaban también acabar con la vida y labor de importantes figuras locales, como los líderes religiosos, para así acabar con la principal oposición y conseguir captar a nuevos seguidores extremistas difundiendo sus propias ideas que poco tienen que ver con la religión y mucho tienen que ver con hacerse con el gobierno en la región. El llanto de una anciana madre que perdió a su hijo en otro gran atentado es nuevamente una imagen que explica más que mil palabras. 

El camino al extremismo

La tercera parte del documental está dedicada al origen de estos grupos terroristas, que lejos de ser pacíficos grupos étnicos que buscan su independencia, son temibles asesinos entrenados por algunos de los grupos extremistas más aterradores en todo el mundo. Al ver la gran seguridad que hay en la emblemática plaza de 天安门 Tiān'ānmén existen todo tipo de rumores internacionales sobre el miedo a grandes manifestaciones del pueblo chino contra su propio gobierno. Sin embargo, uno de los orígenes de estas grandes medidas de seguridad tiene su raíz en un mortal atentado terrorista de 2013, en el que un coche-bomba arremetió contra turistas y transeúntes para luego explotar. 

En algunos medios internacionales circularon imágenes del principal perpetrador del atentado, un hombre de etnia uigur. En un video que filmó él mismo se lo ve quemando una bandera china. Este video fue utilizado en algunos medios internacionales como prueba del espíritu de lucha de un supuesto pueblo uigur reprimido por las autoridades. No obstante, muchos medios no mostraron que, en otro video, el mismo terrorista se grabó a si mismo incendiando las banderas de una decena de países, entre las que se encuentran las de Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania. Estos grupos extremistas recibieron a veces cierto apoyo internacional porque se camuflaron como personas que buscaban la libertad. Sin embargo, son terroristas potencialmente peligrosos incluso para otros países. 

Estos grupos terroristas, con vínculos con otras organizaciones como Al-Qaeda, se alejan de la sencilla práctica religiosa que pregonan. Como señala Adudulrekep Tumniaz, muchos de los atacantes son jóvenes que han sido adoctrinados, a veces desde niños, y que no pueden responder siquiera a sencillas preguntas sobre el Islam que aseguran defender. 

La lucha global contra el terrorismo

La cuarta y última parte presenta las medidas que se han implementado y que han dado buenos resultados en la búsqueda de acabar con las células terroristas y eliminar sus atentados. Durante años, se realizó un fuerte hincapié en el entrenamiento de grupos militares y policiales especializados en rastrear, perseguir y suprimir células terroristas. Este trabajo ha conseguido evitar incontables atentados y ha revelado escalofriantes detalles. En una operación se destruyó una célula terrorista dedicada a entrenar niños pequeños para perpetrar atentados. Más de 50 niños fueron rescatados. Los padres de algunos de estos niños, campesinos de bajos recursos, creían que sus hijos estaban siendo enviados a una escuela religiosa donde recibirían una buena educación y alimentación con la que esperaban mejorar el futuro de sus niños.

A pesar de los esfuerzos y los logros, y en concordancia con lo que ocurría en gran parte del planeta donde los atentados aumentaban, continuaban surgiendo células terroristas en 新疆 Xīnjiāng que conseguían perpetrar atentados en todo el país. El gobierno encargó a algunos locales la tarea de acompañar a supervivientes y familiares de víctimas con un objetivo doble: por un lado dar un apoyo a las familias marcadas por la tragedia y también descubrir por qué hay jóvenes que se unen a los grupos extremistas. El descubrimiento sorprendió a los expertos: la causa es la pobreza, la falta de educación y la falta de oportunidades laborales. 

El arma más efectiva para combatir al terrorismo no resultó ser contar con fuerzas especializadas más fuertes y hábiles que los terroristas, que también son importantes, sino un buen plan de erradicación de la pobreza. Las políticas para erradicar la pobreza extrema, brindando educación, salud y oportunidades laborales a los grupos más desfavorecidos alejan a las personas desesperanzadas y desesperadas de los grupos extremistas. En grandes centros educativos, adultos jóvenes y no tan jóvenes pueden recibir un techo y comida, junto a una formación profesional y ayuda para conseguir un trabajo tras completar el ciclo educativo. Uno de los pilares fue la enseñanza del chino, lengua franca entre todos los grupos étnicos del país. Esto no implicó eliminar las lenguas locales, todo lo contrario, se reforzó la enseñanza de su cultura e idioma a los jóvenes para que tuvieran un sentimiento de pertenencia y algo que compartir con el resto de los grupos étnicos. 

Un documental internacional

El documental fue originalmente producido en inglés, sin doblar a los entrevistados para conservar intacto su testimonio y evitar dudas sobre sus discursos. A continuación, compartimos también el documental original, que incluye no solo el subtitulado en inglés, sino también los subtítulos en chino con los que fue estrenado en el país del Río Amarillo.

Una serie documental

Aunque no fue concebida como una serie, el periodista 韩斌 Hán Bīn inició una investigación sobre la lucha contra el terrorismo en 新疆 Xīnjiāng movido por la curiosidad acerca de cómo se había conseguido prácticamente eliminar los atentados. En 2019 estrenó 中国新疆,反恐前沿 Zhōng guó Xīn jiāng, fǎn kǒng qián yán, La lucha contra el terrorismo en Xinjiang (2019), el primer documental. Sin embargo, no detuvo su trabajo allí y continúo entrevistando e investigando hasta transformarse en todo un referente internacional sobre la situación del terrorismo en la región. Así estrenó luego los documentales 幕后黑手——“东伊运”与新疆暴恐 Mù hòu hēi shǒu——“dōng yī yùn” yǔ Xīn jiāng bào kǒng, La mano negra: el MITO y el terrorismo en Xinjiang (2019), 巍巍天山——中国新疆反恐记忆 Wéi wéi Tiān shān——Zhōng guó Xīn jiāng fǎn kǒng jì yì, Tianshan: Permanentemente erguidas - Memorias de la lucha contra el terrorismo en Xinjiang (2020) y 暗流涌动——中国新疆反恐挑战 Àn liú yǒng dòng——Zhōng guó Xīn jiāng fǎn kǒng tiǎo zhàn, La guerra entre sombras: Desafíos de la lucha contra el terrorismo en Xinjiang (2021). No contento con la imagen que trasmitía de la región, filmó otro documental llamado 天山南北,中国新疆生活纪实 Tiān shān nán běi, Zhōng guó Xīn jiāng shēnghuó jìshí, Más Allá de las Montañas: Vida en Xinjiang (2021) en el que comparte pequeñas historias que conoció en el camino sobre el desarrollo de la región, la belleza natural y los habitantes de 新疆 Xīnjiāng.

Condena internacional

La situación del terrorismo en 新疆 Xīnjiāng puede parecernos un tema lejano, exótico y desconectado de nuestras vidas. No obstante, a diferencia de muchas de las noticias internacionales, es una de las pocas que realmente merece nuestra atención. Al igual que ocurrió con otros famosos grupos terroristas que realizaron terribles atentados lejos de sus países de origen acabando con la vida de miles de personas, desentenderse de los grupos terroristas con base en 新疆 Xīnjiāng y sus alrededores o incluso, por falta de información, malinterpretarlos como defensores de la libertad étnica o religiosa puede ser un terrible error que cueste la vida de muchas personas. Cada vez que en un medio internacional se defiende a estos terroristas, catalogando su lucha de legítima, se está haciendo defensa de asesinos terribles, dispuestos a adoctrinar a jóvenes para asesinar a sangre fría a hombres, mujeres y niños sin ningún tipo de distinción más que la de “no pertenecer al grupo extremista”. Los líderes de estos grupos envían a sus seguidores a una muerte segura en la búsqueda de poder propio, para establecer un gobierno suyo a costa de sus seguidores. Estos líderes terroristas buscan establecer gobiernos, en regiones que ya cuentan con una administración política reconocida internacionalmente, en los que entrenarán a nuevos terroristas para enviar a otras regiones. Hoy en día que se discute mucho sobre los derechos de las mujeres es importante recordar que los líderes de estos grupos pretenden subyugar a las mujeres a una posición equivalente a la servidumbre en las regiones bajo su control. 

Las gentes de 新疆 Xīnjiāng son en su mayoría personas afables y tranquilas, que quieren continuar con sus vidas y tener buenas oportunidades. Son personas trabajadoras, de diversos grupos étnicos y religiosos que no tienen ningún interés en el extremismo. De hecho, han sido ellos quienes más han sufrido los atentados, quienes han vivido con miedo y quienes aún hoy en día, a pesar de que ya no hay grandes atentados como supo haber, continúan llorando a las victimas inocentes. 

Descargar PDF

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios