Tsingtao, una cerveza con historia

0

Su nombre y su historia 

En muchos lugares del mundo se puede comprar la cerveza china 青岛 Tsingtao, pero quizás pocos compradores conocen su historia, que abarca un segmento de la de la ciudad homónima de la que proviene, ubicada en la península de 山东 Shāndōng, a orillas del Mar Amarillo.

Comencemos con la pronunciación de su nombre. La fábrica de cerveza, fundada en 1903, adoptó la transcripción fonética Wade-Giles, común por esos entonces, y se mantuvo por ser el nombre de la marca, a pesar de que actualmente la ciudad se transcribe como Qīngdǎo (pronunciación similar al español "chingtao"), literalmente, Isla Verde, aunque no está ubicada en una isla sino en una península. Por escasos tres años no es la cervecería más antigua de China. 

 

La cerveza no era una bebida conocida en China. En 1898, en el marco de las diferentes "concesiones", que en realidad eran injustos tratados desiguales, los alemanes consiguieron la concesión de 青岛 Qīngdǎo por 99 años y establecieron allí su base. A diferencia de lo ocurrido con 香港 Xiānggǎng (Hong Kong), la concesión estuvo lejos de durar 99 años. En 1914 los japoneses tomaron la ciudad en su lucha contra los alemanes y a partir de aquí la ciudad se tiñe de un especial sentido para todo el pueblo chino.  

 

 Antigua postal de la época de la concesión alemana

En la Conferencia de París y el Tratado de Versalles donde se negocian la suerte de los países intevinientes en la Primera Guerra Mundial se decide mantener 青岛 Qīngdǎo, una ciudad china poblada desde hacía más de seis mil años, bajo dominio japonés. La reacción china no se hizo esperar y el 4 de mayo de 1919 se organizaron una serie de protestas que pasaría a la historia como el 五四运动 Wǔ sì yùn dòng, Movimiento del cuatro de mayo (1). El movimiento está encabezado por estudiantes, y una prueba de cómo estaban cambiando los tiempos es la presencia de estudiantes mujeres en las manifestaciones. Uno de  los lemas escritos en las pancartas de la manifestación era 誓死力争,还我青岛 Shì sǐ lì zhēng, huán wǒ Qīngdǎo, "Prometo luchar hasta la muerte para que me devuelvan Qīngdǎo".


  

En 1938, como parte de su invasión durante la Segunda Guerra Mundial, los japoneses vuelven a tomar la ciudad, que retorna a China en 1949. Actualmente es una ciudad pujante y hermosa, sede de las actividades de navegación en las Olimpíadas de Beijing de 2008, con un importante puerto comercial.

Su plaza principal es la Plaza del Cuatro de mayo, en la cual un monumento moderno simboliza la llama de la revolución. 

La cerveza Tsingtao

En el logo de la marca figura el 回澜阁 Huí lán gé, el pabellón de la cabeza del muelle tradicional de la ciudad, 栈桥 Zhàn qiáo.

La cerveza tradicional es una pale lager, rubia, de 4.7º, pero a lo largo de su historia se ha desarrollado una amplia gama de variedades, incluso sin alcohol. La receta original alemana sufrió variaciones, y la versión actual incluye arroz entre sus ingredientes básicos. 

En la página web de la compañía, al ingresar, hay que responder si se es mayor de edad o no y, dependiendo de la respuesta, accede a la descripción de las cervezas o a la línea de bebidas sin alcohol, entre ellas un delicioso ginger ale. 

Además de la presentación en botella o en lata, en la ciudad se suele vender en bolsas de plástico, de las que se bebe con un sorbete. En agosto se celebra en 青岛 Qīngdǎo el Festival anual de la cerveza. Es maravilloso contemplar el ambiente festivo y la prosperidad de la ciudad y su más famosa fábrica a la luz de todo lo que se luchó para conseguirlos.

(1) El 五四运动 Wǔ sì yùn dòng, Movimiento del cuatro de mayo representó uno de los momentos más importantes de la historia moderna de China y puede verse representado en los relieves del Monumento a los Héroes del Pueblo.

(2) Se puede visitar el Museo de la cerveza de 青岛 Qīngdǎo, ubicado en la antigua fábrica. Está ubicado en No.56 Dengzhou Road, Shibei District, Qingdao 266023 China. La entrada cuesta 50 yuanes de octubre a junio y 60 yuanes de julio a septiembre e incluye la degustación de cerveza.


Descargar PDF

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios