Sistemas de transcripción fonética del chino

0

La naturaleza logográfica de los caracteres chinos no permite que se pueda deducir el sonido a partir de la consideración de su forma. A lo largo de la historia china, se han diseñado diferentes sistemas para dar cuenta de los sonidos de los caracteres. Se trata de guías de pronunciación y no de sistemas de escritura sustitutos. Esto último sería imposible en el chino, dada su profunda homonofonía, además de que implicaría la total pérdida de la enorme belleza y capacidad de significación de los caracteres.

La historia de los sistemas de romanización acompaña los profundos cambios políticos que se dieron en China durante el siglo XX. Esto implica que fueron creados por europeos y que recién cuando China afianza su independencia cultural diseña un sistema propio. Solo cuando se le permite la entrada paulatina en el escenario mundial se termina adoptando el sistema de transcripción chino como estándar internacional. Se podría desandar gran parte de la historia política de China del siglo XX a partir de las políticas lingüísticas fuera y dentro del país.

Vamos a comenzar con los dos más comunes en el siglo XX, porque son los que se encuentran de modo más frecuente en la bibliografía sobre China.

1) Wade-Giles

Thomas Francis Wade fue un diplomático británico en China, que fue fundador de la cátedra de lengua china en la Universidad de Cambridge. Forjó un sistema de romanización basado en la pronunciación típica de Beijing.

El sistema de Wade fue modificado por Herbert Allen Giles, quien fuera su sucesor en la cátedra de lengua china en la Universidad de Cambridge.

Este sistema fue usado ampliamente en los siglos XIX y XX, pero hoy en día está en declive y ha sido reemplazado por el sistema pīn yīn.

2) 拼音 Pīn yīn

Fue desarrollado en 1958, en China, por 周有光 Zhōu Yǒuguāng, en un momento en el cual China estaba afianzando su identidad cultural y luchando contra el analfabetismo. Es el más usado actualmente, tanto en China continental como en el ámbito de la sinología. Fue adoptado como norma ISO en 1982 y por las Naciones Unidas en 1986. 

El día de su cumpleaños 112 Google homenajeó a 周有光 Zhōu Yǒuguāng y su sistema con un doodle.

Aquellos que estén interesados en entender sólo las bases de la romanización del chino para comprender las diferencias que se encuentran en la bibliografía sobre cuestiones chinas, con los sistemas 1) y 2) ya tienen suficiente. A continuación desarrollaremos algunos sistemas poco usados o que ya no se usan.

3) 注音 zhù yīn

Es llamado también "Bopomofo", y fue creado por 章炳麟 Zhāng Bĭn lín: (1869-1936) en 1913, como parte de la búsqueda de un sistema de transcripción fonética propio de China, independiente del Wade-Giles. Se dejó de usar en China continental desde la introducción del 拼音 pīn yīn. Se usa actualmente en Taiwan, y no es una romanización sino un sistema de símbolos. El nombre "bopomofo" alude a sus cuatro primeros símbolos: ㄅㄆㄇㄈ.

4) 国语罗马字 Guóyǔ Luómǎzì, Gwoyeu romatzyh

Fue desarrollado en 1920 por lingüistas afines al 国民党 Guó mín dǎng (Kuo-min-tang en Wade Giles). Se usó en Taiwan hasta 1986. La peculiaridad de este sistema es que en vez de representar los tonos con signos diacríticos lo hace con letras. Por ejemplo, el primer carácter de su nombre, como podemos ver, 国 guó, se escribe "guó" en 拼音 pīn yīn y "gwo" en este sistema. Mientras que un carácter como 果 que varía de 国 solo por su tono, se escribe "guǒ" en 拼音 pīn yīn y "guoo" en este sistema.

5) 拉丁化新文字 Lā dīng huà xīn wén zì, Latinxua sin wenz

Fue desarrollado en la Unión Soviética en 1929 por el poeta y revolucionario chino 瞿秋白 Qū Qiūbái y los rusos Kolokolov y Dragunov, y fue el que más influyó en el diseño del 拼音 pīn yīn. Su propósito había sido promover la abolición de los caracteres chinos. Su rasgo más distintivo es que no incorpora ningún tipo de signo para los tonos.



(1) 周有光 Zhōu Yǒuguāng. que merece un artículo aparte, fue una figura destacada de la cultura, que además fue testigo de toda la historia china del siglo XX en tanto vivió 111 años, desde 1906 a 2017. A los 76 años tradujo, junto con dos colaboradores la Enciclopedia Británica al chino. Su conocimiento del japonés y el inglés era profundo porque había estudiado y trabajando largos años en ambos países, desde la década del 30 hasta 1949, cuando regresó a China luego del triunfo de la Revolución. 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios