Los pies de loto. Diez siglos de penurias

0

Es difícil imaginar el dolor que representa que se disloquen o quiebren cuatro de los dedos de ambos pies y se los doble hacia la planta y que luego se curve el arco del empeine para unirlo al talón, alrededor de los siete años, con vendajes tirantes, y luego tener que caminar de este modo el resto de la vida. La práctica impedía el crecimiento normal del pie, alteraba ligamentos y tendones y cambiaba el ángulo de las articulaciones. Era común que lo realizara la madre, aunque se prefería otra mujer, porque se sostenía que la madre podía compadecerse y no ser lo suficientemente severa con la tirantez de los vendajes. Si no se cambiaban escrupulosamente estos, o incluso cuando se lo hacía, podían surgir infecciones y necrosis que conducían a la muerte de la niña. 

La práctica del 缠足 chán zú, vendaje de pies, comenzó posiblemente en el siglo X e.c. y fue prohibida en 1912, pero en algunos lugares continuó más o menos en secreto, en el contexto de una inestabilidad política que tenía otras prioridades más acuciantes y donde era común que las madres rellenaran el calzado de las niñas para hacer parecer más grandes sus pies y engañar a los inspectores. La admiración de los pies pequeños y su comparación con un capullo de loto data de varios siglos atrás: está atestiguada al menos desde el siglo V e.c.

El objetivo de esta práctica era que el pie se asemejara al máximo posible a un capullo de loto de 7 a 8 centímetros. Para tomar un punto de referencia, un pie normal pequeño de mujer, talle 35 con medida europea (5 en el sistema USA) mide 22,1 cm. El objetivo original del vendaje de pies parece haber sido erótico, al que se sumó el considerarlo un símbolo de estatus. Prácticamente todas las mujeres nobles habían padecido esta práctica y se calcula entre un 40 y 50% de las campesinas también, a partir del siglo XVIII, cuando se volvió accesible la compra de las tiras de tela necesarias para los vendajes. En áreas rurales, era común que la hija mayor lo sufriera, para mejorar las posibilidades de un buen matrimonio, mientras que el resto de las hijas se dedicaba a las tareas manuales.

Los pies se cubrían con medias y un zapato bordado especial, 莲履, lián lǚ, zapatos de loto, y los esposos no veían los pies desnudos, sino siempre cubiertos con medias o zapatos. Se había desarrollado una considerable variedad de juegos eróticos con ellos. Pero esto es solo un aspecto: al afectar la movilidad de la mujer, la volvía más vulnerable y menos independiente, más fácil de controlar.

Recién en el siglo XX se comenzó a considerar el vendaje de pies como una forma de violencia contra las mujeres. En textos anteriores, con algunas excepciones, aparecía como un adorno o un símbolo de estatus o hasta de poder femenino. Cuando el Partido Comunista Chino lo prohibió definitivamente en 1949, ya no era una práctica extendida. 

La defensa de la mujer como pretexto colonialista

En este entrecruzamiento de costumbres, criterios estéticos, preferencias eróticas y símbolos de estatus está presente también la cuestión política. En plena expansión del colonialismo, los países que depredaban el país asesinando y tratando de conseguir que la mayoría de la población se vuelva adicta al opio, con las consecuencias sociopolíticas y económicas atroces que eso conllevaba, básicamente la muerte de millones por el hambre, la violencia o la enfermedad, se tomó muchas veces la crítica del vendaje de pies como un discurso legitimador de la invasión. No es la primera ni la última vez que se usa como excusa algo de esta naturaleza. Esto no implica, por cierto, como reconocían muchos de los mismos chinos en el momento, que la práctica no debía ser abolida, sino el cinismo de los invasores. Como veremos a continuación, los propios chinos estaban cuestionando el vendaje, y no necesitaban "salvadores" extranjeros.

La petición al emperador de 康有为 Kāng Yŏuwéi

El funcionario y filósofo confucianista 康有为 Kāng Yŏuwéi (1858-1927), como parte de su esfuerzo por modernizar la China imperial, fundó una organización para oponerse a la práctica del vendado de pies y convencer al emperador de su prohibición. Escribió la petición《请禁妇女裹足折》 Qǐng jìn fù nǚ guǒ zú zhé, "Solicitud de la prohibición del vendaje de los pies femeninos". Ofrecemos la traducción de un fragmento, y prometemos volver sobre este tema, este escrito y este pensador clave de la China moderna.

夫父母之仁爱,岂乐施此无道之虐刑于其小女哉?Fū fù mǔ zhī rén ài, qǐ lè shī cǐ wú dào zhī nüè xíng yú qí xiǎo nǚ zāi?

Dado el amor benevolente de las madres y padres, ¿cómo pueden complacerse en este tipo de práctica tiránica sin sentido con sus hijas pequeñas? 

---------------------------------------------------------------------------------

Hemos traducido como "sin sentido" la expresión 无道 wú dào, que puede significar también "brutal", "sin fundamento". Se podría traducir parcialmente como "carente de dào".

---------------------------------------------------------------------------------

徒以恶俗流传,非此不贵,苟不缠足,则良家不娶,妾婢是轻。

Tú yǐ è sú liú chuán, fēi cǐ bù guì, gǒu bù chán zú, zé liáng jiā bù qǔ, qiè bì shì qīng.

Solo por tomar una mala costumbre tradicional, el no hacer esto no es valorado. Si no se vendan los  pies, entonces no puede casarse con alguien de una buena familia, es menos valorada que una esclava.

故宁伤损其一体,而免摈弃其终身。

Gù níng shāng sǔn qí yī tǐ, ér miǎn bìn qì qí zhōng shēn.

Por esto prefieren dañar una parte de su cuerpo y evitar el abandono de su cuerpo completo. 

此为一人一家之事,诚有茹苦含辛而无如何者。

Cǐ wéi yī rén yī jiā zhī shì, chéng yǒu rú kǔ hán xīn ér wú rú hé zhě.

Aunque este es un asunto que concierne a una familia y una persona, en verdad es un amargo padecimiento que no puede ser evitado.

若圣世怀保小民,一夫之有失,时以为予辜,一物不得所,引以为己罪,

Ruò shèng shì huái bǎo xiǎo mín, yī fū zhī yǒu shī, shí yǐ wéi yǔ gū, yī wù bù dé suǒ, yǐn yǐ wéi jǐ zuì,

Como los sabios gobernantes del pasado tenían en mente la protección de la gente del pueblo, si se perdía una sola persona, a menudo pensaban que era su falta, si un asunto no conseguía tener solución, también creían que era su responsabilidad.

而令中国二万万女子,世世永永,婴此刖刑,中国四万万人民,世世永永,

Ér lìng zhōng guó èr wàn wàn nǚ zǐ, shì shì yǒng yǒng, yīng cǐ yuè xíng, zhōng guó sì wàn wàn rén mín, shì shì yǒng yǒng,

Pero ahora doscientos millones de mujeres en China por generaciones sufren este castigo desde niñas. Cuatrocientos millones de personas, de generación en generación,

传此弱种,于保民非荣,于仁政大伤,皇上能无恻然矜之,惄然忧之乎!

Chuan cǐ ruò zhǒng, yú bǎo mín fēi róng, yú rén zhèng dà shāng, huáng shàng néng wú cè rán jīn zhī, nì rán yōu zhī hū!

transmitieron este tipo de debilidad. Respecto de la protección del pueblo no hay gloria, respecto del gobierno benevolente hay un gran daño. Su Majestad el emperador ¿puede no compadecerse con pena y preocuparse preocuparse por esto?



(1) Un breve video en inglés donde se explica con claridad y detalle el vendado de pies, producido por el Mütter Museum of Philadelphia:

(2) La cuestión de los pies femeninos sigue siendo objeto de debate en el mundo actual. Los tacos pronunciados, si bien no pueden parangonarse a la práctica del vendaje, provocan una curvatura antinatural del empeine que tiene semejanzas a la de los pies de loto, dificultades al andar y problemas de salud por su uso prolongado. Ha sido objeto de una lucha, por ejemplo en el caso de las trabajadoras japonesas que impulsaron en 2019, con poco éxito de momento, la campaña #kutoo, que no sean obligatorios en el trabajo. Similares reclamos se dieron antes y después en otros países, en el festival de Cannes de 2015 y en líneas aéreas como Norwegian.


Descargar PDF

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios